• share

    Brinde por la ciencia

    share
    Cómo se hace la cerveza

    Brinde por la ciencia

    Cada vez que alguien abre una cerveza, ya se trate de una antigua favorita o de alguna nueva, el sabor adecuado es esencial. Entonces, ¿cómo pueden los fabricantes de cerveza crear una amplia variedad de sabores tan sorprendente, y mantener cada tipo de cerveza consistente?

    Seis ingredientes versátiles definen el sabor de la cerveza, y cada uno tiene un papel importante.

    • Sobre todo agua

      Sobre todo agua

      ¿Alguna vez ha tenido usted agua corriente durante las vacaciones y le pareció que tenía un sabor raro — o pensó que estaba buenísima? La mezcla de minerales que crea esas variaciones en el agua local también establece las bases para los sabores de una cerveza. Y si el sabor del agua local no está de acuerdo con la idea de lúpulo de los fabricantes de cerveza, esta puede ser filtrada para eliminar minerales que pueden crear sabores no deseados.

    • Brotes de amiláceos

      Brotes de amiláceos

      Ya sea hecho de trigo o de cebada, la malta es el principal componente de la cerveza. En el proceso de malteado, se dejan germinar los granos, y después se secan para evitar que crezcan, lo que convierte algunos de sus almidones en azúcar para la fermentación. El tipo de grano y el nivel de torrefacción pueden afectar el volumen y el cuerpo de una cerveza, además de su sabor, color y la cantidad de azúcar que está lista para ser convertida en alcohol.

    • Brotes amargos

      Brotes amargos

      El lúpulo viene en diversas variedades, y son la fuente de un grupo de productos químicos llamados ácidos alfa que le dan a la cerveza su amargor característico. Una cerveza amarga contiene montones de lúpulos, algunas veces agregados en diferentes partes del proceso, mientras que algunas de menor intensidad como una cerveza dorada tiene menos. Pero la variedad de lúpulos también hace una diferencia, casi de la misma manera que la variedad de uva afecta el sabor del vino.

    • Pequenas amostras

      Levadura, el mismo microorganismo que hace que la masa del pan crezca, es también responsable por convertir algunas de las calorías de los granos en alcohol, y esas burbujas de dióxido de carbono. El tipo de levadura que se utiliza marca una gran diferencia porque la levadura digiere algunos productos químicos y crea otros. Esa diferencia puede ser tan sutil como un gustito ligeramente modificado, o tan grande que crea toda una sub-categoría, al igual que con las cervezas agrias.


       
    • Sabores flexibles

      Sabores flexibles

      Los conocedores podrían describir el sabor de una cerveza como achocolatado, o con un toque cítrico — y, a veces, ellos están hablando literalmente. Muchas cervezas simplemente ponen los cuatro principales ingredientes (agua, malta, lúpulos y levadura), pero existe una amplia variedad de otros sabores que los fabricantes de cerveza agregan, desde frutas y nueces hasta café y chocolate, para ampliar aún más la variedad de sabores para los innovadores (o aquellos a los que les gusta el chocolate más que la cerveza). Los sabores pueden ser mezclados después de la fermentación para obtener un sabor más puro, más reconocible, o de antemano, para obtener un toque único.

    • Recipientes adecuados

      Recipientes adecuados

      Entonces, es posible que esto no sea un ingrediente, pero el equipo utilizado para producir cerveza es igual de importante. Tanques de acero inoxidable se utilizan habitualmente para la elaboración de la cerveza ya que tienen un efecto mínimo en el sabor, y no serán dañados con el transcurso del tiempo por los procesos que ocurren en su interior. Sin embargo, muchas cervezas son filtradas para dejarla brillante en vez de turbia, cambiando la forma de mirar en su copa y de sentirla en su boca. Otras son envejecidas en barricas de bourbon o de vino para agregarle esos sabores característicos. Y casi todas las cervezas son almacenadas en botellas oscuras para evitar que la luz del sol oxide la cerveza, o que la degrade.

      Así que ya sea saboreando una favorita o probando una nueva cerveza artesanal, los amantes de la cerveza tienen una química compleja para agradecer por el sabor que tanto disfrutan.